A R A C T E R I S T I C A S

Características de las drogas
y sus efectos

La drogas que inducen A NEGAR LA REALIDAD
 
OPIO


Ocasiona trastornos digestivos, predominantemente hepáticos; trastornos cardíacos e infecciones derivadas de la falta de alimentación adecuada y del deterioro derivado del descuido de la higiene mental y física.

MORFINA

Su acción se concentra en el intestino y el sistema nervioso central. Síntomas: apatía marcada, dificultad para razonar, aumento de la actividad física, incapacidad para la concentración, visión borrosa y un letargo pesado y poblado de sueños intensos. Delirios, alucinaciones y convulsiones. Contrae la musculatura bronquial aumentando la tendencia a la asfixia; son frecuentes los fenómenos alérgicos (urticaria, shock alérgico). Atraviesa con suma facilidad la placenta y a grandes dosis aparecen pequeñas cantidades en la leche (los hijos de morfinómanas presentan síndrome de abstinencia).
CODEINA


Aislada en 1832 como alcaloide derivado del opio; no presenta el mismo poder que la morfina y su uso aparece
ligado, generalmente, a la escasez de otras drogas o por razones de dinero o riesgo letal. Los consumidores la obtienen de jarabes y pastillas para la tos, etc. Suele ser, junto a los antiasmáticos y las aspirinas, el instrumento de la dependencia adicta en niños de cierta edad.

HEROÍNA

Aislada por Dreser a fines del siglo pasado, su acción es similar a la de la morfina, aunque más poderosa (entre 4 a 8 veces). Su poder de habituación y su toxicidad son proporcionales a su potencia. Es un poderosísimo depresor a nivel del Sistema Nervioso Central y Bulbar, produciendo violentos accesos convulsivos, anoxia (falta de oxígeno en los tejidos), cianosis y muerte. Su uso es peligroso por la rápida habituación, producto no sólo de las características de la droga sino porque entre los síntomas de supresión se presentan accesos respiratorios que producen una intensísima angustia que obliga al uso de la droga cada dos o tres horas. Es la toxicomanía más poderosa en la actualidad y su uso se ha diseminado por todo el mundo. Al igual que la morfina, produce síntomas de supresión en recién nacidos y lactantes.
BARBITURICOS


Drogas que tienen en común la misma acción depresora sobre el eje cefalorraquídeo. Desde el punto de vista clínico, algunos autores consideran importante diferenciarlos según:

  • La eficacia de la dosis.
  • La rapidez con que empiezan a actuar.
  • La duración de los efectos hipnóticos y su utilidad para fines específicos.

La acción de estas drogas va de efectos sedantes ligeros, hasta el coma profundo. Se utilizan terapéuticamente para producir diferentes reacciones. La intoxicación con barbitúricos se produce por depresión del Centro Bulbar Respiratorio; concentrándose los síntomas en el Aparato Cardiovascular y el Sistema Nervioso.

La drogas que inducen AL DESAFIO DE LA REALIDAD
 
COCAINA

Erytroxylon coca. Hojas caducas que se mascan debido a su poder excitante derivado de los alcaloides. Entre ellos la cocaína es la más importante; aislada por Niemann en 1859. Freud descubre su efecto anestésico y experimenta en la posibilidad de desintoxicar a los morfinómanos. Keller continúa sus experimentos y logra utilizarla como analgésico local. De ahí en adelante comienzan los casos de cacainomanía, favorecida por su preparación sencilla. La cocaína estimula el Sistema Nervioso Central en el sentido descendente, es decir, de arriba-abajo. Los síntomas que aparecen en primer lugar pertenecen a la corteza cerebral: inquietud y excitación, activación del trabajo mental y muscular (por la pérdida de capacidad de percibir fatiga). Los síntomas que siguen pertenecen al orden de la excitación bulbar: aumento de la frecuencia respiratoria, alteraciones vasomotoras, enuresis. Altera el músculo cardíaco en forma directa, siendo frecuentes los colapsos cardíacos con el exceso de dosis. Aumenta la presión sanguínea y la temperatura. Esta estimulación central se continúa con síntomas de depresión del S.N.C., como por ejemplo: pérdidas de conocimiento; apareciendo el problema terminal cuando se deprimen los centros bulbares, produciéndose la muerte por colapso respiratorio.
ANFETAMINAS

El consumo de las mismas es más común y mucho menos ostensible socialmente, salvo, claro está, en los casos muy graves, que las demás drogas. Así, hay muchos adictos "no declarados". Son sustancias sintéticas con efectos muy parecidos a los de la adrenalina. Actúan como excitantes sumamente poderosos del S.N.C. con efectos hipertensores, o sea: aumento de la presión sanguínea; y analépticos, o sea: estimulantes de la respiración. Disminuyen la motilidad del estómago e intestino. Pueden producir un estado mental conocido por el nombre de "locura anfetamínica", que se hace muy difícil diferenciar de la esquizofrenia a forma paranoide; el cuadro consiste en excitación con ideas de persecución, alucinaciones y delirios.