d i c c i ó n

Aspectos Informativos


CONSECUENCIAS DEL ABUSO

DEPRESORES

ALUCINOGENOS

NARCOTICOS

ALCOHOL

MARIHUANA

EFECTOS

La ingestión de marihuana produce diversos efectos, los cuales varían de una persona a otra. El “high” dura de dos a cuatro horas; algunas personas experimentan mareos y aturdimiento, mientras que otras sufren depresión y tristeza. Esta droga modifica la percepción del tiempo y la profundidad, puede inducir un comportamiento descuidado y errático, así como risa incontrolable y un apetito voraz. La marihuana reduce la habilidad motora necesaria para conducir vehículos sin peligro o realizar tareas que impliquen concentración.

CONSECUENCIAS

Si se fuma esta droga regularmente (2 cigarrillos semanales durante 6 meses), los tejidos adiposos del organismo se saturan completamente de sustancias químicas solubles en la grasa. Al cabo de varios meses es posible encontrar vestigios de THC en el organismo.

DAÑOS CELULARES, EFECTOS EN EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

Se ha comprobado que la marihuana produce daños celulares y que el uso de esta droga, durante un período prolongado, disminuye la inmunidad celular aumentando el riesgo de contraer enfermedades.
El sistema inmunológico es un sistema de defensa complejo. Los glóbulos blancos se especializan en luchar contra las infecciones destruyendo las sustancias extrañas tales como, por ejemplo, las células cancerosas y los tejidos transplantados. El consumo de drogas, la nutrición inadecuada, el exceso de ciertas sustancias nutritivas y las tensiones emocionales debilitan el sistema inmunológico.

Un grupo de científicos de la Universidad de Columbia examinó las respuestas inmunitarias de 51 fumadores de marihuana de 16 a 35 años de edad, los cuales habían fumado, como promedio, tres cigarrillos a la semana durante cuatro años - (Science, vol. 183, 419/20, 1974) - Estas personas no usaron ninguna otra droga durante ese período, a excepción de tabaco y bebidas alcohólicas. La respuesta inmunitaria de los fumadores de marihuana fue inferior, en un 40%, a la de las personas que no fumaban esta droga.
Cabe preguntarnos por qué el consumo semanal de sólo tres o cuatro cigarrillos de marihuana, que contienen de 15 a 20 miligramos de THC, puede producir daños celulares de tal magnitud. La razón es que el THC permanece en los tejidos adiposos durante períodos prolongados; la mayoría de las otras drogas son solubles en el agua y se eliminan rápidamente, lo cual no ocurre en el caso de la marihuana.

EFECTOS EN EL APARATO REPRODUCTOR MASCULINO

Varios investigadores han demostrado que el uso moderado o intensivo de marihuana disminuye el número y la movilidad de los espermatozoides, produciendo a su vez, una cantidad considerable de espermatozoides deformados. Los canabinoides perturban el desarrollo de los mismos en los testículos y afectan al hipotálamo (glándula cerebral que controla ese proceso).

EFECTOS EN EL APARATO REPRODUCTOR FEMENINO

El efecto de la marihuana en la mujer probablemente, en una gran cantidad de casos, sea duradero. Las mujeres nacen con un número limitado de óvulos. Si esos óvulos sufren daños, NO se los puede reemplazar.

Las mujeres que usan esta droga, generalmente experimentan un cambio en el ciclo menstrual debido al efecto del THC en el hipotálamo, el cual regula la liberación de hormonas de la glándula pituitaria.
Se ha observado relación entre el uso de marihuana antes de la concepción y durante el embarazo, y la alta incidencia del efecto tóxico fetal, como así también de las defunciones neonatales.
Los hijos de mujeres que fuman marihuana, generalmente presentan un peso menor al nacer (1/2 kg. a 1 kg. menos) y tienen la cabeza más pequeña de lo normal.
Su comportamiento resulta diferente, presentando menos atención, problemas en el aprendizaje y una menor calidad afectiva con sus vínculos.